La reforma de la LECrim ya es una realidaz

Ya está aquí… ya llegó…..Las reformas de la LECrim y la LEC son una realidad.

Los que nos dedicamos a esto sabemos la importancia de estas leyes pero para los que nos leáis y los términos legales os suenen a “a chino”, explicaros que estas leyes son las que contienen las normas de aplicación en procedimientos penales y civiles, de manera que si un ciudadano quiere reclamar una deuda tiene que hacer como diga la LEC y, si ha sido estafado y quiere ir contra la persona que lo estafó, es la LECrim la que dice cómo ha de hacerlo.

Las reformas de estos textos legales son amplias pero vamos a hacer un pequeño resumen de las reformas más destacadas que pueden interesar por igual a los profesionales del derecho y a la gente de la calle. Con respecto a la LECrim:

1). EL “IMPUTADO” SE LLAMARA “INVESTIGADO”: siempre que se oía el término imputado, sonaba como a culpable, ¿verdad?. Cualquier persona daba por hecho que la persona imputada ya había cometido el delito en cuestión. Nada más lejos de la realidad.

El término imputado se utilizaba en la fase de investigación de un delito (Fase de Instrucción) para denominar a la persona a la que se estaba investigando. Dado que el término imputado tenía unas connotaciones muy negativas y marcaba mucho a la persona, se considera más coherente utilizar el término “investigado”, para la persona que esté siendo investigada por un delito en la fase de instrucción. Y se aplicará el término “encausado” si la investigación avanza y se mantiene la acusación.

2). LIMITACION TEMPORAL DE LA INSTRUCCIÓN: como ya hemos explicado, durante la fase de instrucción, se investiga el delito. La nueva ley establece unos plazos para que los Juzgados hagan esa investigación (6 meses para las causas ordinarias y 18 meses para los sumarios complejos, ampliables hasta los 36 meses cuando se considera oportuno por el juez instructor y lo apoye el MF).

Esta limitación de tiempo puede ser positiva para obligar a la Justicia a ser más rápida y eficiente pues, los que nos dedicamos a esto sabemos que, desgraciadamente, los retrasos injustificados en la resolución de los asuntos que llevamos en nuestros despachos, son una realidad y procedimiento, como unas lesiones por una pelea, tardan hasta tres años en resolverse.

Pero la gente puede plantearse ¿qué pasa en los casos en los que ese tiempo marcado no es suficiente y como consecuencia de no haberse llegado a cabo una investigación adecuada, el “investigado” no pasa a ser “encausado” y el delito queda impune?. Desde el Ministerio de Justicia se nos tranquiliza en el sentido de considerar estos plazos como un compromiso de calidad de la justicia con los ciudadanos para que haya una respuesta en tiempo razonable y no está asociada a la impunidad. La intención es tomar dichos plazos como “referencias” pero aplicando una flexibilidad que no establecerá topes máximos en la instrucción.

El tiempo y la práctica serán las que marquen lo acertado o no de esta medida.

3). CREACION DE UNA SEGUNDA INSTANCIA PENAL: los profesionales del Derecho conocemos la importancia de la segunda instancia judicial. Para los que nos leáis y no estéis familiarizados con el tema, explicaros que la segunda instancia está formada por los tribunales que resuelven los recursos que se presentan. Por ejemplo: cuando tenéis un juicio en Plaza de Castilla por una pelea y absuelven a la persona que os ha agredido y no estáis de acuerdo, vuestro abogado recurre la sentencia y es la la Audiencia Provincial la que decide sobre el recurso. El Juzgado de Plaza de Castilla, que es de instrucción es la primera instancia y la Audiencia Provincial es la segunda instancia.

Ahora con la reforma de la LECrim se crea una segunda instancia penal de manera que las sentencias dictadas por las Audiencias Provinciales, en primera instancia, serán revisadas por los Tribunales Superiores de Justicia en segunda instancia, y las sentencias de estos tribunales se revisarán por la Sala de apelaciones de la Audiencia Nacional. Antes sólo había posibilidad de que fueran revisadas por el Tribunal Supremo pero ahora se instaura la segunda instancia penal.

La principal reforma de la LEC, consiste en introducir los medios electrónicos en la Administración de Justicia. A partir del 1 de Enero de 2016, se obliga a que las comunicaciones entre los Juzgados y los Abogados y Procuradores se hagan, exclusivamente, a través de medios informáticos.

Y los Juzgados podrán emplear datos como el número de teléfono o el correo electrónico para contactar con los ciudadanos, demandados o denunciados y se podrá informar por SMS al teléfono móvil de una persona que se le va a practicar una notificación.

Aunque muchos pensamos que ya era hora de que la Administración de Justicia entrase en la era de las nuevas tecnológicas y se olvidase de trasnochado fax y de las comunicaciones por correo ordinario, he de reconocer que esta nueva medida me genera cierta inquietud… Esperemos que la adopción de este nuevo sistema de trabajo facilite las relaciones entre la Administración de Justicia y los Profesionales y ciudadanos.

Como hemos dicho anteriormente, sólo el tiempo y la práctica pondrán de manifiesto lo acertado de la medida……

No comments yet.

Leave a Reply

Your email address will not be published.