VIOLENCIA DE GENERO

Hasta no hace mucho tiempo, la sociedad consideraba la violencia de género como un problema que pertenecía al ámbito de la vida personal, considerando que era un “asunto de familia” que no debía trascender de puertas para afuera y en el que no se debía intervenir. Esto hacía que se hiciera más fuerte la relación de subordinación que la mujer sufría con respecto al hombre y que muchas mujeres que sufrían violencia de género, no denunciaran por medio, vergüenza o culpabilidad

Actualmente, la violencia de género se ha convertido en un problema que genera gran sensibilidad y preocupación social.

Prueba de ello es que existe una ley específica para regular estas situaciones, la Ley 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género, que tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.

Pero se ha de tener en cuenta que la violencia de género no se ejerce sólo por los hombres hacia las mujeres. Las parejas y matrimonios homosexuales, también sufren esta violencia de género que, en estos casos se conoce con el nombre de VIOLENCIA INTRAGENERO o violencia doméstica.

En Martín & Encinas, compartimos el criterio europeo que considera que la violencia de género es un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier persona sobre la base de su sexo o género que impacta de manera negativa su identidad y bienestar social, físico y psicológico.

¿Cuáles son las manifestaciones de la Violencia de Género o Intragénero?

1. Violencia física: es la más fácil de demostrar y consiste en cualquier acto de fuerza con resultado o riesgo de producir lesión física o daño (golpes, quemaduras, pellizcos, tirones de pelo, empujones, lanzamiento de objetos, utilización de armas, intentos de estrangulamiento…..)

2. Violencia psicológica: violencia no es sólo pegar. Controlar, gritar, insultar, humillar, también son formas de violencia, son conductas destinadas a desvalorizar a la persona, perjudicando su estabilidad emocional y destruyendo su autoestima y su personalidad.

3. Violencia sexual y abusos sexuales.

4. Acoso sexual.
5. Violencia económica: privación por parte del maltratador a la persona sobre la que ejerce la violencia de los recursos económicos necesarios para su subsistencia.

Si sufres alguna de estas formas de violencia, no debes dejarlo pasar. Acude a Martín & Encinas donde encontraras siempre un profesional dispuesto a escucharte y recibirás el asesoramiento legal que necesites para salir de esa situación.

No comments yet.

Leave a Reply

Your email address will not be published.